sábado, 28 de agosto de 2010

La dignidad del rugy: la historia de Paco Méndez

Paco Méndez es el cuarto por la izquierda en la fila superior (1984)

Que el rugby es un deporte en el que la dignidad y el respeto son elementos indispensables que se valoran como en ningún otro sitio (aunque cada vez menos...), da fe de una manera prodigiosa lo que explicó ayer Ramón Trecet y que Phil Blakeway ha ampliado en su nuevo blog rugbístico, Tornarugby. Se trata del caso del segunda línea español Paco Méndez, capitán de Cisneros e internacional con la selección española. Dejo que narre su historia el propio Trecet:

"14:11cet.- Voy andando por la calle Ferraz y de pronto me encuentro con Paco Méndez... Nos damos un abrazo y y me comenta:"Sabes? Aquello que escribiste me lo ha recordado mucha gente". Me cuenta que se está cambiando de casa y me da una tarjeta de su empresa, que se llama MacGuffin... Cáspita, córcholis, como los Mc Guffin de las pelis de serie negra años 40 o las novelas de Raymond Chandler o las pelis de Hitchcock, el McGuffin era algo inexplicable que suele contar tan bien Fernando Trueba cuando se suelta sus rollos sobre dios Billy Wilder... Bueno, pues Paco Méndez... Quedamos en vernos en cuanto acabe su traslado y matarnos a cervezas come il faut... Estoy esperando a mi mujer en una esquina y me pongo a pensar en la historia... Todavía me emociona, Antes deciros que Paco Méndez está tan fuerte como corresponde a un segunda línea y que la historia es una de las más hermosas que haya vivido en mis años en esto del deporte: Central de la Universidad Complutense, juega el Colegio Mayor Ximénez de Cisneros el último partido de liga, creo recordar que contra el Ciencias de Sevilla. El que gane, gana la liga. Lo repito, el que gane, gana la liga de Division de Honor del rugby español. Paco Méndez es el capitán del Colegio(hay 'el colegio' y 'la escuela', Cisneros y Arquitectura, respectivamente) y se lleva todas las touches, como es natural. El partido es de una insoportable tensión. En un momento determinado, los seguidores del Colegio, que solo tienen que cruzar la calle que separa el campo del propio centro universitario, comienzan a pitar las acciones del equipo contrario. La cosa va in crescendo y sube la tensión. Estamos en el segundo tiempo y aquello no se decide. Touche a la altura de la linea de diez metros, campo de ataque del Colegio, lateral del bar. Acude a sacar el talonador del otro equipo, que se lleva una silbatina monumental, al par que una serie de insultos. Se alinean ambas delanteras, llega Paco, se pone en su sitió. oye los silbidos e insultos y sale del alineamiento, le pide al árbitro que pare un momento ante el asombro de todo el mundo, sale del campo camino de la grada y dice más o menos lo siguiente: "SI VAMOS A GANAR ASI, PREFIERO QUE PERDAMOS" luego les conmina a animar al equipo o a callarse, pero no a meterse con el equipo contrario. Se vuelve a su posición, el árbitro pita y sigue el partido. Yo me voy al bar, pido un café y me quedo atolandradamente pensando que acabo de ver un grandioso acto de caballerosidad deportiva tras el cual, como no es un deporte mediáticamente muy seguido, como si no hubiese pasado nada. Meses más tarde estoy comiendo en un sitio de Aravaca que frecuenta el entonces Secretario de Estado para el Deporte Cortés Elvira y en la sobremesa nos ponemos a charlar unos minutos. Le cuento lo de Paco Méndez y me dice que si lo hubiera sabido a tiempo, le habrian otorgado el Premio al Acto Deportivo del Año. Cuando vuelvo a casa, recuerdo un partido contra Inglaterra B en Londres pero no en Twickenham, en el que un rival le partió un pómulo a Paco Méndez, que luego de ser curado me dijo algo así como "gajes del oficio". Yo estaba allí porque al dia siguiente tenía un Gales-Francia del Cinco Naciones, ensayo de Rodriguez.

Paco Méndez... Si mi hijo hubiese jugado al rugby, yo hubiera querido que fuese como Paco Méndez. No como Berbizier, Tana Umaga, Will Carling, Brad Thorn, sino como Paco Méndez. Claro que iré a tormarme unas cervezas con él, porque representa todo lo que amo del deporte, todo lo que es noble en el mundo del deporte. Aquel gesto del Central, me acompañará siempre. Y si creeis lo mismo, mandarle un saludo. Su web, MACGUFFIN.ES".

2 comentarios:

  1. Paco Mendez es el puto amo, y buena persona que no ignorante.

    ResponderEliminar
  2. Este tipo de actos hacen grande nuestro deporte, aunque por desgracia ultimamente se estén perdiendo y hay que luchar por que no sea así.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...